1 de febrero de 2016

Te d-escribo

Escribo, escribo para ti, para alegrarme con su sonrisa, para escuchar cuando lees en silencio estas palabras que salen de mis dedos, dedos que se mueven al ritmo del viento que mece tus cabellos, cabellos que enmarcan tu rostro, ese rostro que cambia ante cada situación que pasa línea tras línea y beso tras beso de esta historia romántica en que apareces tú reflejada, sin saberlo, sin reconocerte, sin darte cuenta que eres mi inspiración, que detrás de cada verso va tu nombre, detrás de cada párrafo van tus ojos, detrás de cada coma van tus cabellos.
Y yo sigo escribiéndote, hablándote en silencio, sigo escuchando la ciudad que se mueve al ritmo de tu risa. Escucho las melodías que los autos te dedican en cada vuelta de esquina, las bicicletas avanzan lentamente acompañando tus suspiros inspirados en ¿mi? Cómo quisiera poder soñar que son por mi, pero no me lo permito, ya mis dedos no pueden hacer otra cosa que d-escribirte, mis ojos no hacen más que verte en cada letra, mi corazón no hace más que esperar que el siguiente punto no sea el final.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario